RELATOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD DE

DE

ORIHUELA

 

 

BREVE GUÍA DE ORIHUELA

 

 

MONUMENTOS NACIONALES

 

Catedral de El Salvador, (de estilo gótico y renacentista). Según la historia, en 1488 los Reyes Católicos oraron y celebraron Cortes Generales en la, por entonces, Colegiata de San Salvador.

Colegio de Santo Domingo, antigua universidad literaria. (Se conjugan los estilos barroco y renacentista). Fue fundado por el arzobispo Fernando de Loazes.

Iglesia de las Santas Justa y Rufina, la torre campanario de estilo gótico con sus gárgolas, conserva uno de los relojes más antiguos de España. El templo renacentista y barroco.

Palacio Episcopal, de estilo barroco siglo XVIII.

Iglesia de Santiago, portada construida en 1488, de estilo gótico-isabelino, en cuya fachada se presenta el escudo de armas de los Reyes Católicos.

MUSEOS QUE ALBERGA ORIHUELA CIUDAD

Museo arqueológico San Juan de Dios.

Museo Diocesano de Arte Sacro, donde se conserva el cuadro religioso La Tentación de Santo Tomás, de Velázquez.

Museo de Semana Santa.

Casa-Museo de Miguel Hernández.

Museo de la Muralla, donde se exhiben los descubrimientos de las distintas excavaciones.

Museo Fundación Pedrera o Sorzano de Tejada.

Museo de la Reconquista, trata de las fiestas de Moros y Cristianos.

Museo de las Reliquias de la Pasión de Jesús, ubicado en el convento de San Francisco (Orden Franciscana Seglar).

ENTRE LAS IGLESIAS, PALACIOS, CONVENTOS Y OTROS, APARTE DE LOS YA MENCIONADOS COMO

MONUMENTOS NACIONALES, FIGURAN COMO MÁS DESTACADOS LOS SIGUIENTES:

Palacio del Marqués de Rafal, del siglo XVIII.

Palacio de los condes de la Granja, de estilo barroco.

Palacio del conde de Pinohermoso, donde se encuentra situada La Biblioteca Pública

Fernando de Loazes”. Es la primera Biblioteca Nacional de ámbito público creada en España.

Palacio Hotel Tudemir, antiguo palacio de los condes de Luna.

Palacio del Barón de la Linde.

Palacio del Marqués de Arneva, donde se ubica actualmente la Casa Consistorial.

Palacio de Rubalcava, estilo neobarroco, en la actualidad necesitado de restauración.

Palacio del Portillo, alberga la sede de la Caja Rural Central.

Palacio de la condesa de Vía Manuel.

Palacio Roca de Togores y Cerdá, cercano al del marqués de Rafal.

Palacete de Los Mejías, es la sede de Aquagest de Levante en la Vega Baja.

Ateneo Cultural Casino Orcelitano, edificio del siglo XIX de arquitectura academicista y eclecticista.

Teatro Circo, uno de los más bellos de España en su estilo.

Seminario Diocesano, situado en el Monte de San Miguel. Según se dice, la reina Isabel II, en una visita a Orihuela comentó que era el mejor balcón de Europa.

Monasterio e Iglesia de la Visitación, siglo XVIII.

Convento e Iglesia de San Juan de la Penitencia, edificio barroco del siglo XV (reformado).

Convento e Iglesia de la Trinidad, edificio renacentista del siglo XVI.

Convento e Iglesia de San Sebastián, siglo XVI.

Convento e iglesia de Santa Ana (PP. Franciscanos), en él se encuentra a la veneración de todos los fieles la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Patrón de Orihuela y su huerta.

Santuario de Ntra. Sra. De Monserrate, iglesia estilo barroco siglo XVII, donde se venera a la Patrona de la Ciudad.

Convento e Iglesia del Carmen, estilo barroco del siglo XVII.

Iglesia de San Agustín, siglo XVIII, estilo neoclásico y barroco. Pendiente de restauración.

Iglesia de San Vicente Ferrer.

Ruinas Históricas del Castillo.

El Palmeral, segundo de España en importancia tras el de Elche.

PLAYAS DEL TÉRMINO MUNICIPAL DE ORIHUELA:

Orihuela atesora 16 Km. de excelentes playas urbanizadas, en seis parajes paradisíacos: Punta Prima, Playa Flamenca, Cabo Roig, La Zenia,

Campoamor y Mil Palmeras. Hacen de Orihuela una de las ciudades más completas de España, donde se conjugan la historia, la tradición, el

arte y la cultura en general con la modernidad: el ocio, el deporte, las vacaciones de playa, etcétera

 

***

 

 

 

ESPLENDOR ORIOLANO

 

 

Orihuela, soy niño, adolescente y maduro, siempre la veo como la blanca y dulce que me dio el ser aparte de mi madre; mi carácter es oriolano por mucho que me distancie,

es exclusivo en cuanto a su idiosincrasia. En estas fechas de la Reconquista siempre nos viene a la mente la figura de la Armengola, siempre grandes nuestros paisanos, sobre todo

aquellas personas que nos proporcionaron nuestra libertad y las que posteriormente le dieron esplendor a Orihuela, hoy y siempre ha sido especial. Desde que nuestra heroína

con su hazaña liberara de la opresión musulmana a nuestro pueblo, muchos han sido los logros conseguidos por nuestros coterráneos.

Pero, ¿quién fue esta heroica mujer que liberó a Orihuela de la opresión sarracena?...

Cuenta la leyenda que la Armengola (llamada así por ser la esposa de Pedro Armengol), su verdadero nombre era Hermenegilda-Eugenia, nodriza de Abdella Zelino,

uno de los hijos del alcaide moro del castillo, su nombre Aben-Mohor, oye que se prepara la masacre de los cristianos del Arrabal Roig (llamado hoy barrio del Rabaloche),

la Armengola solicita autorización para subir a la fortaleza a sus tres hijas y salvarlas de la cruel matanza que se prepara; esta valiente señora, en lugar de llevar con ella a sus

hijas vistió de mujer a tres fornidos lugareños por nombre Garula, Mabinio y Eulogiano, escondiendo en sus vestidos largos cuchillos, al pasar por los puestos de centinela iban

degollando a éstos, dan muerte al mismo alcaide moro y a su familia tomando así la fortaleza.

Durante su ascenso al castillo, ven en el firmamento dos luceros, uno se posa sobre el Arrabal Roig, y otro sobre la fortaleza. Ellos interpretan que eran las

santas Justa y Rufina, mártires sevillanas que colaboraban en la liberación confundiendo a los sin fe.

Esas dos luminarias se colocan ahora en la parte más alta de las ruinas del castillo durante las fiestas de La Reconquista.

Si bien la Armengola liberó al pueblo de Orihuela, no menos hicieron otros oriolanos para darle grandiosidad. Así fue configurándose la ciudad como una de las más

importantes de nuestra Comunidad Valenciana, hasta llegar a ser declarada el 26 de mayo de 2010, “Gran Población”. Y para muestra expongo algunos ejemplos:

Orihuela es sede episcopal desde que fue creada en 1564, cumpliéndose así un largo anhelo de los oriolanos. También, desde 1742 que lo mandara construir el obispo

D. Juan Elías Gómez de Terán alberga un magnífico seminario diocesano en el Monte de San Miguel. Todo esto nos ha dado fama de “fabricar” curas. En los tiempos

seculares que hoy nos toca vivir nada nos debe sorprender, Orihuela, hoy y siempre, ha sido, es y será un pueblo devoto, solidario con los más necesitados, respetuoso

con las otras creencias, hospitalario y orgulloso de sus costumbres que arrancan desde tiempos ancestrales; pero también nos ha dado justo renombre por ser uno de los pueblos

de la Comunidad Valenciana más cultos y con más historia, ahí están para corroborarlo los cinco monumentos nacionales:

La Catedral de El Salvador, (de estilo gótico y renacentista). Según la historia, en 1488 los Reyes Católicos oraron y celebraron Cortes Generales en la, por entonces, Colegiata de San Salvador.

El Colegio de Santo Domingo, (se conjugan los estilos barroco y renacentista).

La Iglesia de las Santas Justa y Rufina con sus gárgolas, la torre campanario de estilo gótico conserva uno de los relojes más antiguos de España. El templo renacentista y barroco.

El Palacio Episcopal, de estilo barroco siglo XVIII.

La Iglesia de Santiago, portada construida en 1488, de estilo gótico-isabelino, en cuya fachada se presenta el escudo de armas de los Reyes Católicos.

Este cúmulo de monumentos dio lugar a que en 1969, el casco histórico de la Ciudad fuera declarado “Conjunto Histórico Artístico Monumental”.

Y los ocho museos que alberga Orihuela Ciudad:

Museo arqueológico San Juan de Dios.

Museo Diocesano de Arte Sacro, donde se conserva el cuadro religioso La Tentación de Santo Tomás, de Velázquez.

Museo de Semana Santa.

Casa-Museo de Miguel Hernández.

Museo de la Muralla, donde se exhiben los descubrimientos de las distintas excavaciones.

Museo Fundación Pedrera o Sorzano de Tejada.

Museo de la Reconquista, trata de las fiestas de Moros y Cristianos.

Museo de Reliquias de la Pasión de Jesús, situado en el convento franciscano (Orden Franciscana Seglar).

Entre las iglesias, palacios, conventos y otros, aparte de los ya mencionados como monumentos nacionales, figuran como más destacados:

Palacio del Marqués de Rafal, del siglo XVIII.

Palacio de los condes de la Granja, de estilo barroco.

Palacio del conde de Pinohermoso, donde se encuentra situada La Biblioteca Pública

Fernando de Loazes”, es la primera Biblioteca Nacional de ámbito público creada en España.

Palacio Hotel Tudemir, antiguo palacio de los condes de Luna.

Palacio del Barón de la Linde.

Palacio del Marqués de Arneva, donde se ubica actualmente la Casa Consistorial.

Palacio de Rubalcava, estilo neobarroco, en la actualidad necesitado de restauración.

Palacio del Portillo, alberga la sede de la Caja Rural Central.

Palacio de la condesa de Vía Manuel.

Palacio Roca de Togores y Cerdá, cercano al del marqués de Rafal.

Palacete de Los Mejías, es la sede de Aquagest de Levante en la Vega Baja.

Ateneo Cultural Casino Orcelitano, edificio del siglo XIX de arquitectura academicista y eclecticista.

Teatro Circo, uno de los más bellos de España en su estilo.

Seminario Diocesano, situado en el Monte de San Miguel. Según se dice, la reina Isabel II, en una visita a Orihuela comentó que era el mejor balcón de Europa.

Monasterio e Iglesia de la Visitación, siglo XVIII.

Convento e Iglesia de San Juan de la Penitencia, edificio barroco del siglo XV (reformado).

Convento e Iglesia de la Trinidad, edificio renacentista del siglo XVI.

Convento e Iglesia de San Sebastián, siglo XVI.

Convento e iglesia de Santa Ana (PP. Franciscanos), en él se encuentra a la veneración de todos los fieles la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Patrón de Orihuela y su huerta.

Santuario de Ntra. Sra. De Monserrate, iglesia estilo barroco siglo XVII, donde se venera a la Patrona de la Ciudad.

Convento e Iglesia del Carmen, estilo barroco del siglo XVII.

Iglesia de San Agustín, siglo XVIII, estilo neoclásico y barroco. Pendiente de restauración.

Iglesia de San Vicente Ferrer.

Ruinas Históricas del Castillo.

El Palmeral, segundo de España en importancia detrás del que existe en Elche.

Y otras muchas edificaciones dignas de ser mencionadas, pero que se omiten por motivos de espacio.

Es inevitable no olvidar la importancia que Orihuela tiene en la celebración de la Semana Santa. Al contrario de otras ciudades donde se limitan a sacar sus pasos a la calle

en los días más señalados de la Semana de Pasión, en Orihuela comienza prácticamente con el inicio de la Cuaresma. Son múltiples los actos religiosos y sociales que se llevan

a cabo durante este tiempo litúrgico. Los dos grupos de los Cantores de la Pasión hacen su aparición en las noches oriolanas anunciando con sus voces hasta el último rincón de la ciudad la

llegada de la Semana Santa. Los tambores empiezan a entonarse y las cornetas y clarines se sacan de los armarios para darles brillo y ponerlas a punto. Las bocinas “gemelas”

anuncian con sus toques a dúo la proximidad de la Pasión del Señor, las vestas de los miles de nazarenos que componen las diferentes cofradías y hermandades se preparan para lucir

mejor el multicolor de sus tejidos de seda o terciopelo los días que les corresponde salir a la calle, los ‘Armaos’ se prueban sus ricos trajes de oro y plata. El día 20 de septiembre de 2010,

fue distinguida la Semana Santa de Orihuela, por su importancia, como Bien de Interés Turístico Internacional.

Pero, no sólo saben los oriolanos de ahora y de antes sacar sus santos a la calle. Son muchos los que han destacado en el campo de las letras, las ciencias, la política y la religión:

El universal poeta, escritor y dramaturgo Miguel Hernández Gilabert, que tanto bebió de las fuentes religiosas para su formación. El escritor Adolfo Clavarana, los escritores

hermanos Ramón y Gabriel Sijé, el escultor imaginero José Sánchez Lozano, el pintor Joaquín Agrasot, el cardenal Desprades (primer Nuncio apostólico), Trinitario Ruiz Capdepón que

en varias ocasiones se responsabilizó de los ministerios de Gracia y Justicia y de Gobernación y Ultramar, siendo fundador del organismo público de Correos, refrendó y promulgó siendo

ministro de Gracia y Justicia la Ley de Sufragio Universal el 26 de junio de 1890. Y tantos otros ilustres hijos de Orihuela cuya lista seria interminable. Pero, para los oriolanos tiene una

especial importancia la figura de D. Fernando de Loazes por el legado que dejó en la ciudad con la fundación del Colegio de Santo Domingo, histórica universidad literaria, hoy colegio

diocesano y Monumento Nacional.

 

D. Fernando de Loazes y Pérez de Albillo nace en la calle Meca de Orihuela en 1497, hijo del médico Rodrigo Loazes y Togores e Isabel Pérez de Albillo.

Fernando fue el 5º hijo, sus hermanos mayores: Beatriz, Isabel, Juan y Pedro. El bisabuelo procedía de Lugo y se estableció en Orihuela allá por el 1440.

Al parecer, Loazes tomó estado sacerdotal en tres días por el obispo de Tortosa D. Jerónimo de Requesens, que recibió el orden del presbiterado.

Fue nombrado obispo de Elna (diócesis francesa sufragánea de Carbona, que entonces abarcaba el territorio perteneciente al Reino de Aragón); el 5 de mayo de 1542.

Un año después fue nombrado por el Emperador Carlos V obispo de Lérida y Visitador de los Tribunales del Principado de Cataluña y de los Condados de El Rosellón y La Cerdeña.

El Papa Julio III, el 28 de abril de 1553, le nombra obispo de Tortosa. Por entonces ordenaría la construcción del Colegio de Santo Domingo en Orihuela, la gran proeza de Loazes.

El 26 de abril de 1560, el Papa Pío IV le nombra arzobispo de Tarragona.

El Papa Pío V, eleva a D. Fernando de Loazes a las más altas dignidades eclesiásticas, nombrándole Patriarca de Antioquia el 15 de febrero de 1566 y le destina más

cerca de su pueblo natal, nombrándole Arzobispo de Valencia el 28 de abril de 1567. Aún no había ocupado este cargo un año cuando fallecía el 29 de febrero de 1568, a los 70 años de edad.

Su sepultura se encuentra en el Colegio de Santo Domingo de Orihuela, su obra creadora, donde fue trasladado desde Valencia.

Pero, Orihuela, si bien es verdad que ha estado sumida en un largo letargo, a partir de los años 70 comenzó a desperezarse, el boom de la construcción comenzó a ampliar

el perímetro de la ciudad con nuevos barrios. Nuevas empresas y servicios proliferaron; el cauce del río Segura fue canalizado a su paso por la ciudad, evitándose así las

frecuentes inundaciones que se padecían antaño, ganándose nuevos espacios verdes para el centro de la ciudad. Se edificaron nuevos puentes que facilitaban las comunicaciones

entre las dos partes del pueblo. Los ciudadanos participaban en política y nuevos proyectos se hacían realidad.

Las fiestas de La Reconquista, el popular día del Pájaro, que en tiempos pretéritos se limitaba a realizar el Ayuntamiento el 17 de julio un acto institucional; al principio de

los 70 fue engrandecido con la instauración de los Moros y Cristianos. La figura de la Armengola hoy sirve para denominar todos los años a la Reina de las Fiestas de la Reconquista

que se celebran con gran esplendor y boato.

La Enseña oriolana que es coronada por el Pájaro Oriol, (ave que representa una oropéndola), tiene el privilegio de no inclinarse ante nada ni nadie, excepto ante Dios y el Rey.

Orihuela no sólo es historia y arte, también es modernidad, sus 24 pedanías cuyos habitantes trabajan día a día por mejorar y engrandecer su tierra; sus 16 Km. de excelentes

playas urbanizadas, en seis parajes paradisíacos: Punta Prima, Playa Flamenca, Cabo Roig, La Zenia, Campoamor y Mil Palmeras. Hacen de Orihuela una de las ciudades más

completas de España, donde se conjugan la historia, la tradición, el arte y la cultura en general con la modernidad: el ocio, el deporte, las vacaciones de playa, etcétera.

No debemos olvidar que aparte de las ilustres personalidades que ya hemos mencionado hay oriolanos de a pie que también han sido célebres y han hecho patria por sus méritos

personales en distintas facetas. Como muestra citaré a unos cuantos a sabiendas que la lista sería inacabable: El ya citado anteriormente, nuestro universal poeta, escritor y dramaturgo

Miguel Hernández Gilabert, cuya obra literaria está considerada como una de las más importantes a nivel mundial.

El ciclista Bernardo Ruiz, de fama internacional, fue el primer español en subir al podio del Tour de Francia, cosechando éxitos importantes en la vuelta a España y en el Giro

de Italia. Recientemente ha sido distinguido con toda justicia como “Hijo Predilecto de Orihuela”.

El cantante lírico Pedro Sánchez Terol, conocido internacionalmente con su nombre artístico de Pedro Terol, que engrandeció la zarzuela española con sus

interpretaciones en teatro, cine y televisión.

El cantante de canción española Pepe Baldó, que tras triunfar en España en giras teatrales y haber realizado numerosas grabaciones discográficas tuvo un

éxito extraordinario en Méjico donde permaneció durante casi toda su carrera artística.

El futbolista Bienvenido López Riquelme, conocido como “Riquelme”, militó durante muchos años en el Sevilla C.F., vistiendo la camiseta de internacional en varias ocasiones.

El futbolista Ramón Navarro López, conocido en el mundo deportivo como “Ramón”. Fue destacado jugador del Hércules de Alicante, conduciendo a este equipo a la

primera división; vistió la camiseta internacional. Una lesión cardiaca frustró su fichaje por el Atlético de Madrid.

Carolina Pascual, medalla de plata de gimnasia rítmica en las Olimpiadas de Barcelona-92.